Crónica de Second en el Teatro Circo

Vota este articulo
(0 votos)
Elena López Martínez Elena López Martínez

Second - Teatro circo de Murcia - 16 de diciembre de 2011

 

Una multitud de personas agolpadas en una céntrica calle de Murcia advertía del importante evento. El hall del Teatro Circo acogía rostros sonrientes y ansiosos por llegar a sus butacas. Se respiraba un ambiente de confusión en la distribución de numeraciones y nadie conseguía aclararse con el sitio que ocuparía, por suerte las azafatas ayudaban a los más despistados.

A las 22:00h de la noche comenzaban a sonar los primeros acordes de Mañana es domingo, mientras los cinco componentes permanecían ocultos tras una lona iluminada que solo dejaba vislumbrar sus siluetas. El cantante fue quién primero salió de la penumbra casi a mitad de la canción, seguido por el resto de la banda. Continuaron la actuación con Demasiado Soñadores, tras la cual Sean Frutos (cantante) dio la bienvenida al público y agradeció su presencia en un día tan especial para ellos, ya que suponía la grabación en directo del concierto. Meses de duro trabajo y un gran equipo les acompañaría, compuesto por técnicos de sonido, cámaras de grabación, fotografiá y la que  sería su “pequeña orquesta” durante toda la noche. Una formación de cuatro instrumentos de viento y cuatro de cuerda frotada.

 

El tercer tema de la noche sería un agresivo pero a la vez tierno Muérdeme, que los violines endulzaron con sus melodías. Para continuar con temas de anteriores trabajos y hacer un recorrido por la historia de sus cinco LP'S editados hasta ahora. Esta primera parte del concierto duró cerca de 30 minutos, tras la cual, los miembros de la banda salieron del escenario que rápidamente se convirtió en un acogedor salón de estética minimalista. Alfombras, lámparas de pie, taburetes y piano de color blanco, así como una iluminada batería decoraban la escena.


Poco después, los integrantes volvía a la carga, guitarras en mano, para ofrecer un espectáculo acústico, más íntimo y cercano, que abriría con una nueva versión de A las 10. Sonaron acústicas como Fortune Day, Más suerte, Aquella fotografía, Horas de humo o Whisper it y contaron en algunos temas con la presencia del productor artístico Juan Antonio Ross.


Después de la parte acústica, el escenario recobró su aspecto anterior para retomar en eléctrico la tercera parte del concierto, que abrían con la aclamada Rincón exquisito seguida por el primer sencillo de su último álbum N.A.D.A.. A continuación, presentaban en primicia un nuevo tema, llamado El Eterno Aspirante, que mantenía la esencia de Second y tuvo gran aceptación por parte del público. Seguidamente llegaba Psicopático y Watching the moon, ésta última puso los pelos como escarpias a todo el público y se convirtió en el momento más mágico de la noche, tras el cual desaparecieron para ser aclamados y abrir la recta final.


Un cierre en el que predominaron los temas en inglés de sus primeros discos como Differents leves o Invisible culminando la gran noche con una devastadora Rodamos que arrasó cual tsunami el patio de butacas y anfiteatros donde se cantaba y bailaba desinhibidamente.


Lluvia de aplausos y vítores fueron la recompensa a más de dos horas de concierto, a lo que Sean dedicaba palabras de agradecimiento en nombre de toda la banda. A las puertas comenzaban a salir rostros sonrientes que manifestaban expectativas cumplidas.

Dejar comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated.
Basic HTML code is allowed.