sujeto117

Lunes, 05 de Diciembre de 2011 19:59

Florence & The Machine

Nada menos que a Coldplay consiguieron arrebatar Florence Welch y su banda el primer puesto de las charts británicas no hace mucho, y es que la impronta que dejaron con su debut ‘Lungs’ (2009), otro número uno en su día, fue de banda a tener en consideración, sobre todo personalizando en el carisma y el aura de semidiosa de Florence, a la que algunos ya comparan con Kate Bush.

 

Apoyados en unos cuidados arreglos de piano y violín, Only it for a night transporta a los tiempos de Enya, a la vez que transluce su gusto por las letras etéreas. En Shake it out, se desprende de malas vibraciones a través de un tema quizá algo sobreproducido y estridente. Y entonces vuelve el arpa, cómo se echaba de menos el instrumento al que sacudieron el polvo con Lungs, para incorporarlo a la naturista What the water gave me, tamizados folkies recorren todo el álbum, ahora incorporando un punto mainstream para ganar adeptos indecisos.

 

La balada Never let me go deja bien claro que la película va de coros celestiales asociados a una voz prodigiosa, al igual que la suave Breaking down, con fantásticos violines sirve para narrar una historia de terrores infantiles, la pecadora Lover to lover es una cuidada pieza de soul del bueno, la apabullante No light, no light, con un piano eclesiástico a lo Like a prayer alcanza los mayores picos de calidad del disco, revelaciones y desvelos pululan por la cabeza de la andrógina Florence, igual que no duda en proclamar que “I’ll be dead before the day is done” en la siniestra, en fondo y forma, Seven Devils, que no desentonaría para nada como tema central de El Exorcista.

 

Los ritmos tribales también tienen cabida en la densa Heartlines, casi desde el mismo fondo de la jungla. Spectrum casi parece una continuación de la anterior, al no perder de vista las percusiones y recuperar el arpa marca de la casa. All this and heaven too es un ladrillo por su firmeza (ese in crescendo es matador) y Leave my body, algo más indigesta que el resto del álbum, es un manifiesto con coros góspel donde la artista ruega por un momento de brillantez, algo que ha conseguido de sobra con este Ceremonials.

Martes, 22 de Noviembre de 2011 21:32

Luis Ramiro. Clip de Jorge I

El cantautor madrileño ha presentado hoy el vídeo de Jorge I, canción extraida de su tercer largo, 'Un mundo por delante'.

Dirigido por el también cantautor Andres Lewin y protagonizado por Jorge Ramiro, el hermano de Luis, y al que va dedicado este cuidado clip:

 

Lunes, 21 de Noviembre de 2011 21:03

The Rapture

 

Tras unos primeros discos de aspecto marginal con tendencia al underground y al funky de saldo, tuvo que llegar su Echoes (2008) y, principalmente la canción que da título al disco, la alucinante sintonía de la rompedora serie británica Misfits (cosa curiosa porque ellos son tan americanos como el que más) para revelar quien se escondía tras esa cabecera y empezar su viaje de oreja a oreja.

‘In the grace of your love’ tiene tanto de genialidad como de excentricidad, sin un patrón fijo pero manteniendo su esencia electrónica, con teclados intergalácticos como en la apertura, Sail away, donde el, en ocasiones, desagradable timbre de voz de Luke Jenner,sobrevuela una catarata de samplers y teclados rimbombantes anticipando esa exquisitez llamada Miss you, una canción que deja claro que del amor al odio hay una delgada línea, y donde la melodía es puro vicio! Blue Bird se aproxima a lo que vienen haciendo los MGMT, Come back to me es un tema que empieza como un corrido mexicano mezclado con ritmos bachateros, para acabar siendo un hit discotequero sin rozar siquiera por un instante el ridículo, In the grace of your love (la canción) está repleta de riffs traviesos y Never die again, funky psicotrópico, muestra a unos The Rapture en racha.

Rollercoaster es repetitiva hasta decir basta pero sirve para comprobar como se las gasta a la batería Vito Roccoforte. Children y su emotiva letra que habla del ¿suicidio de la madre de Jenner? es power pop a lo Weezer, de hecho si escuchas esta canción seguro que tu cerebro piensa en Cuomo ipso facto, al igual que Can you find a way remite a Klaxons.

Las dos últimas canciones son posiblemente el mejor cierre de álbum del año, con How deep is your love a ver quién es el guapo barra guapa que se atreve a proponer como momento piano del año el de Every teardrop is a waterfall estando el de la canción con guiño a los Bee Gees, irremediablemente acabarás cantando ese “Let me hear that song” hasta horas intempestivas. It takes time to be a man (con otro piano matador) no es tan redonda pero podría haberse parido en cualquier año, desde los 60 hasta hoy dia, la típica canción que no envejecerá jamás y que aúpa este trabajo como una rara avis que desprende calidad por los cuatro costados.

Domingo, 06 de Noviembre de 2011 09:25

La víbora lagarta

 

Con un bagaje de tres álbumes a sus espaldas y sus consiguientes conciertos, los manchegos reúnen en Payasos de Plastilina algunos temas antiguos pasados por la túrmix para actualizar su sonido (Desenamorá, Que corra el aire, Mira niña) y canciones nuevas que funcionan desde la primera escucha como Un turista ruso o Amor embustero. Llevan la fusión en las venas y eso salta al oído cuando se escuchan hasta tres instrumentos de viento (trombón, saxo y trompeta), lo suyo es el rock acelerado mezclado con todo tipo de tonalidades, léase rumba, flamenco, rap, reggae…una especie de Marea meeting La cabra mecánica, como bien deja a las claras Desenamorá.

 

Son precisamente esos instrumentos de viento los que dan personalidad a las canciones, sonando muy rock cuando hace falta (Un turista ruso) y muy sosegado cuando la situación lo requiere (el comienzo de Amor embustero), mención especial merece este temazo en el que no desentonan ni hasta su parte rap. Las cuidadas y directas letras también son un tanto que se anotan los de Ciudad Real, piezas de desamor, amapolas, sol, calor, a veces muy Extremoduro, todo puesto en la garganta de un Fabián que maneja al oyente a su antojo con esos juegos vocales en Fogata en mi menor o en la mencionada Amor embustero.

 

Que corra el aire y su espectacular fusión, con esa voz femenina aflamencada que les acompaña en muchas de las canciones y la tremenda balada El jardín, con un estupendo acordeón son, junto a Amor embustero (tercera o cuarta vez que la menciono) la columna vertebral de estos diez quejíos a reivindicar.

 

Viernes, 04 de Noviembre de 2011 10:40

Wilco

Supremos. A estas alturas poco o nada tiene que demostrar la banda de Jeff Tweedy. Al igual que otras bandas como Arcade Fire, cada lanzamiento de los de Chicago es un acontecimiento y un párrafo más en el libro de su carrera. Desconocen el significado del término “bajón”, y es que, ni siquiera aperturar el disco con una canción de tono experimental de 7 minutos y cerrarlo con una balada de 12 resta brillo al resultado final de un álbum ligeramente más arriesgado en su propuesta que su predecesor, 'Wilco. The Album'.

 

Debajo del sombrero de Tweedy cabe de todo, desde los sonidos más complejos y electrónicos de Art of Almost, a los los terrenos pop de la increíble I might, donde dejan filtrar, ante todo, lo grandes músicos que son (las guitarras se retuercen de placer).

 

Exploran como nadie los recovecos de la inquietante psicodelia en forma de balada folkie de Sunloathe que recuerda a las primeras composiciones de Ocean Colour Scene con Dawned on me. Black Moon, Open Mind y Rising Red Lung, los temas más bellos y reposados, recuperan las raíces country de una banda que no está dispuesto a perderlas, como tampoco ese punto de electricidad que, como demuestran Born Alone y Standing O (de Ovation, y muy grande, ¿The Kinks?), que también se hace necesario. Capitol city, quizá el pequeño lunar de The Whole Love tiene un tono cabaretero que sí pero no (vamos que no), la inmersión en los 60 de la mano de  Whole Love y la armoniosa One Sunday Morning, con sus arreglos de cuerda esponjosos demuestran por qué cada vez que visitan nuestro país lo dejan patas arriba. Y que nosotros lo disfrutemos muchos años más.

 

 

Jueves, 03 de Noviembre de 2011 10:17

Sala & The Strange Sounds

Directamente desde la escena londinense y catapultados por Jonathan Quarmby (uno de los productores de Bowie) en su primer corta duración, y ya con una cierta fama en las salas de nuestro país, Sala & The Strange Sounds, autores de un par de Ep’s, ‘The Man who killed Sam Wilson’ (2010) y el reciente ‘Affectology’ (2011), se lanzan a publicar ahora su primer largo, ‘It’s alive’, que saldrá previsiblemente a principios del próximo año y del que ya tenemos un sneak preview en forma de tres canciones. La banda está liderada por Sala Elassir compositor y cantante nacido en Beirut, criado en Madrid y en la actualidad con residencia entre Londres y la capital española.

 

No way es todo un misil, si bien es cierto que sus riffs de guitarra suenan a deja vu, y, a pesar de sus aires comerciales, sin duda será uno de los temas banderas de su álbum de debut, sobre todo a la hora de interpretarlo en directo. Su sonido, en este tema, se puede emparentar a unos The Strokes más poppies.

 

Oh Vivianne lo podrían firmar los extintos The Fratellis, por sus coros y por su pop jovial de fácil ejecución y Affectology, su tema más experimental, suena muy british y evoca a los Oasis del  Champagne Supernova, sin duda el mejor tema de este pequeño adelanto.

 

Miércoles, 02 de Noviembre de 2011 18:52

El impagable regreso de Albert Plá

Hace poco removía las redes sociales el genial póster de su gira sudamericana, atropellando con el coche a Messi (ahí es ná).  El díscolo artista catalán ahora presenta nuevo trabajo para el que se hace acompañar del francés Pascal Comelade en la firma de su undécimo disco de estudio, 'Somiatruites' constará de dos cedés, el primero con 10 pistas en castellano y el segundo con 8 en catalán.

 

Ya se conocen dos adelantos del albúm que estará en las tiendas el próximo 22 de Noviembre. Uno se llama Antonia Font, que no hace falta explicar a quién va dedicado, y el que nos trata es Teófilo Garrido. Payaso y musicazo a partes iguales:

 

Miércoles, 12 de Octubre de 2011 15:21

Miles Kane

Para unos, la cara b de Alex Turner, para otros, un genio a la altura del cantante de los Arctic. En su estreno en solitario, el cantante de The Rascals engrasa las muescas de su revólver para ofrecer un debut sorprendente que, junto con el ‘Suck it and see’ de los Monkeys y el ‘Submarine’ de Turner, conforman un triunvirato triunfante al que luego recordaremos pasados los años cuando echemos la vista atrás hacia el 2011.

 

Una sinuosa batería, un bajo profundo, una guitarra sesentera y muchos kilos de descaro, esto es Come Closer, que invita a acercarse a unos coros festivaleros perfectos para arrancar un álbum. Si la cabeza se te mueve de izquierda a derecha y tu dedo corazón y pulgar se rozan para forman un chasquido es que te has dejado contagiar por la magia de Rearrange, compuesta a pachas con Alex Turner como muchas de las canciones, donde, bajo una capa de cuerdas distorsionadas se esconde todo un señor single. My fantasy (con la colaboración de Noel Gallagher) recoge ecos de T-Rex embellecida por recursos de viento y un estribillo dulce como el almíbar y Counting down the days podría pasar perfectamente por ser una canción de The Last Shadow Puppets.

 

Better left invisible es pura psicodelia, Quicksand la banda sonora del perfecto guateque, Inhaler, repleta de ramalazos Arctic, la gloriosa Kingcrawler deudora de The Coral y Take the nigth from me, especial retrotema para cuando las luces se apagan y oh, sorpresa! estáis los dos solos en el centro de la pista de baile.

 

La oscura Telepathy, Happenstance, con la colaboración vocal de actriz Clemence Poesy, y la reposada balada que da título al disco ponen el cierre a la poco más de media hora de disfrute.

 

Mister Kane acaba de nacer, dejen paso al talento.

 

 

Lunes, 10 de Octubre de 2011 11:45

Crónica del BSide Festival 2011

BSide Festival - Molina de Segura - 10 de septiembre de 2011

 

Cerca de 4000 personas asistieron a la edición de la crisis, un festival magníficamente organizado y en el que se echó en falta alguna banda de renombre internacional como venía siendo habitual. Solo quedaba disfrutar…ya vendrán tiempos mejores.

Sábado, 24 de Septiembre de 2011 12:35

Mi adiós a R.E.M. de la A a la Z

 

Athens, Georgia. Muchos ya saben situar en el mapa esta pequeña población de poco más de 100.000 habitantes que vio a nacer al cuarteto (luego trío) de músicos.

 

Bill Berry. Añorado batería que tuvo que abandonar la formación en 1997 tras sufrir un aneurisma cerebral en un concierto de la gira Monster en Suiza. Nacía R.E.M como trío.

 

Chronic Town. El primer trabajo oficial de la banda en forma de EP. Era el año 82 y temas como Gardening at night ya sugerían que algo grande se cocía.

 

Document (87). La explosión R.E.M. Crítica y público ya se ponían de acuerdo. Canciones como It’s the End Of the World o The One I love calaban bien hondo:

E-Bow the letter. Uno de mis temas favoritos incluido en su trabajo del año 96 ‘New Adventures in Hi-Fi’. Acertadísima colaboración de Patti Smith:

Fall On Me. Incluída en el ‘Fables Of The Reconstruction’(85). Quizá si tuviera que elegir una canción me quedaría con esta de la etapa más reivindicativa socialmente de los Athens. Todavía me pone los pelos como escarpias

Green. Año 88. Debut con el sello Warner. Ya son hiperconocidos y aún no existe Losing My Religion. Pop Song 89 o World Leather Pretend no se las salta un gitano.

 

Hits. Unos cuantos en cada disco, aunque serán recordados por mantener el nivel de calidad alto dentro de un mismo álbum. Hay canciones mejores o peores, rara vez malas.

 

Imitation Of Life, algo más que un clásico de Lana Turner. La canción está incluida en su (para muchos) decepcionante ‘Reveal’ (2001) y redefine una nueva manera de rodar vídeos, para nada el punto fuerte de la banda:

Junio de 1995. España se ve claramente perjudicada al suspenderse las actuaciones que el aún cuarteto tenía concertadas en Madrid y Zaragoza de la gira Monster debido a diversos problemas de salud. Lo de Berry vendría un par de años después.

 

Kurt Cobain. El fallecimiento del líder de Nirvana influyó sobremanera en la creación de ‘Monster’ (94), el disco “raro” de la banda.

 

Let Me In. Del Monster. Nunca R.E.M sonaron tan sucios (la voz de Stipe permanece sin que sirva de precedente en segundo plano ante las atronadoras guitarras), depresivos y a la vez tan geniales. Nacida en principo para ser interpretada por el mismo Kurt y Stipe a dúo, sirvió de homenaje al reciente fallecido.

Man on the Moon. Incluída en su archifamoso ‘Automatic For The People’ (92) sirve de homenaje al humorista Andy Kaufman y prestó el título a la película de Milos Forman interpretada por Jim Carrey.

 

Nightswimming, también en el Automatic. Jamás un piano sonó tan tierno. Horas muertas me pasaba viendo el video de la piscinita en la MTV. ¿Quizá en el top5 de sus mejores canciones?

Out Of Time (91). ¿Top 5 de discos más famosos de la historia? Sirvió para despachar más de 10 millones de copias, para sacar a la luz un puñado de canciones gloriosas (Losing My Religion ya estaba entre nosostros) y pardiez, para descubrir que Mike Mills sabía cantar!

 

Presley, Elvis. Quien haya estado en algún de concierto (de R.E.M., no de Elvis) se habrá dado cuenta que muchos de los registros de la voz de Stipe y muchos movimientos son (o eran) deudores del rey del rock.

 

Qué se separan R.E.M!.”. La frase más leida en twitter y demás redes sociales en los últimos días.

 

Revolution. Cañera canción incluida en la banda sonora de Batman y Robin. Gran colección de temas (no olvidemos a Los Piratas) para una peli a olvidar.

 

Sidewinder slepps tonite (the), The. Destacadísimo temazo también incluido en el Automatic que incomprensiblemente no han retomado en los conciertos de sus últimas giras. Inolvidables esos gorgoritos iniciales.

Texarkana. Descubriendo a Mike Mills. Quizá el tema de culto del ‘Out Of Time’. No cansa ni envejece.

 

UBerlin. De su último álbum, ‘Collapse into now’ (2011) . Será de los últimos vídeos que recordaremos de ellos. Murieron con las botas puestas.

mtV se sirvió de R.E.M. para lanzar en los 90 a la marca Music Television, Losing My Religion, Drive, Man on the Moon y sobre todo Everybody Hurts auparon a esta cadena que ya prácticamente ni se dedica a la música.

 

What’s the Frequency, Kenneth?. Otro de sus temas bandera que, junto con otras canciones del Monster, redescubrió el maravilloso mundo del pedal steel. W de Warner también, con los que firmaron el contrato del siglo y, ¿uno de los posibles causantes de su separación?

X. El supuesto video de Michael (que, cosas de la vida, coincidió con la noticia de su separación) presumiendo de pene que aún no sabemos si es un fake o si es Stipe realmente.

 

Years, the IRS. Del Murmur al Document, discos clave para entender el concepto post-punk que la banda aliñaba con toques de folk, Imprescindibles para entender al grupo desde su concepción

 

Zen, escuela de budismo que practica el que fuera, ya se puede decir, cantante de una de las mejores bandas de la historia de la música.

 

 

Página 5 de 13